martes, 15 de mayo de 2018

RECUERDO DULCE DE UN HERMOSO PAÍS, Հայաստան ARMENIA

Hola amigos,
"Visita Armenia, es hermoso". Acordado como lema para Armenia por la junta de turismo, Armenia es un verdadero tesoro de iglesias y monasterios ortodoxos increíblemente bellos y escondidos en las montañas de este pequeño país del este de Europa que visitamos recientemente por el reto organizado por Isabel de Gotas de Vainilla y Azúcar  denominado #reposterasporeuropa donde cada mes se va escogiendo un país de Europa, del que se hace una receta o postre típico.


Armenia (en armenio: Hayastán), oficialmente República de Armenia, es un país del Cáucaso Sur y sin salida al mar. Comparte frontera al oeste con Turquía, al norte con Georgia, al este con Azerbaiyán y al sur con Irán y la República Autónoma de Najicheván de Azerbaiyán.
Hoy de nuestro viaje hemos traído una rica receta tradicional. Vamos a por nuestro reto culinario. La receta que os traigo es adaptada de una receta en la web https://heghineh.com y se denomina

Փքաբլիթ (Ponchiki)


Ingredientes:
Para la masa

  • 1 taza de leche tibia 
  • 1/2 taza de agua tibia
  • 1 huevo grande a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 1/2 cucharadita de levadura seca instantánea (si usa levadura seca activa,  diluir en agua tibia antes de añadirla)
  • 4 tazas de harina de todo uso

Para el relleno de crema

  • 1 taza de leche (entera)
  • 1 huevo grande a temperatura ambiente
  • 1/2 taza de azúcar blanco granulado
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 1/2 cucharadas de harina de maíz (Maizena)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
Preparación: 
En el bol de una amasadora, combinamos todos los ingredientes líquidos
Añadimos 2 tazas de harina y mezclamos a baja velocidad
A continuación, añadimos lentamente la harina restante mientras se mezcla todo  permitiendo que la masa absorba todo.
Continuamos amasando hasta que se forme una masa elástica y suave
Transferimos a una superficie de trabajo ligeramente enharinada y amasamos durante 1-2 minutos
Colocamos la masa en un bol grande engrasado, cubrimos con plástico y dejamos reposar en un sitio cálido hasta que doble su tamaño
Mientras la masa reposa, preparamos el relleno de crema
En una cazo calentamos la leche hasta que se formen burbujas, pero que NO hierva
Usando un batidor, mezclamos el huevo, el azúcar y la harina y la maizena tamizadas
Añadimos lentamente la leche caliente a la mezcla de huevo y batimos para combinarlo todo
Luego vertemos la mezcla de vuelta al cazo para cocinar a fuego medio, hasta que se espese sin dejar de remover con el batidor
Retiramos del fuego y continuamos mezclando hasta que esté suave y cremoso
Agregue por ultimo la vainilla y dejamos en un bol para enfriar, cubierto con film plástico a piel para que no forme costra
Preparamos una bandeja engrasada y reservamos
Transferimos la masa a una superficie de trabajo engrasada, plegamos y retiramos suavemente el aire de la masa
Hacemos bolas del mismo tamaño, más grandes que el tamaño de una nuez
Estiramos un poco dándole forma del círculo
Colocamos una cucharadita de crema en el centro y sellamos los lados hacia el centro, formando una especie de saco
Nos aseguramos de pegar bien las puntas para evitar que la crema se filtre
Luego vamos colocando sobre la bandeja engrasada y  con un toque aplanamos para darle forma redonda
Calienta aceite a unos 190ºC
Freímos nuestros ponchikis por ambos lados hasta que queden doraditos
Retiramos y colocamos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite
Espolvoreamos con azúcar glas y listos. ¡A disfrutar!


Pues hasta aquí nuestra entrada viajera de hoy!
Espero os haya gustado
Dulces saludos
Sweetessye 




domingo, 6 de mayo de 2018

ROSAS PARA MAMÁ

Hola dulzuras!
Hoy es un día muy especial en España y en algunos otros países que se celebra el Día de las Madres. No quiero dejar pasar la ocasión de mostraros una tarta sencilla y que seguro a cualquier madre del mundo le encantaría recibir.


Aqui vamos con nuestra receta:
Ingredientes:
Para el bizcocho:  (un molde desmontable de 22 cm)
  • 300 g de harina
  • 300 g de azúcar
  • 5 huevos
  • 80 ml de aceite de girasol
  • 200 ml de leche (para el buttermilk)
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 16 g de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • una pizca de sal
Para el relleno y la decoración:
Buttercream de vainilla
  • 250 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 450 gr de icing sugar o azúcar glas
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 6 cucharaditas de leche (o nata líquida)
Preparación: 
Precalentar el horno a 170º.
Mezclar la leche con el zumo de limón y deja reposar unos minutos (tendrá apariencia de cortado).
Batir los huevos con el azúcar y la vainilla durante unos minutos hasta que doblen su volumen.
Añadir el aceite poco a poco mientras seguimos batiendo.
Mezclar la harina con la levadura y la sal y añadirla en tres partes intercalando con el buttermilk. Empezar y acabar con la harina.
Mezclar con movimientos envolventes y suaves hasta que esté todo bien integrado.
Verter la en un molde de 22 cm previamente engrasado y enharinado y hornear unos 50-55 minutos.
Mientras se hornean podemos preparar nuestro buttercream. Para ello batimos la mantequilla a velocidad media durante unos 4 minutos hasta que quede ligera y esponjosa. A continuación, agregamos el azúcar glacé previamente tamizado, y seguimos batiendo durante otros 2 minutos. Una vez alcanzada la consistencia podemos añadir la leche o nata (comprobamos que no debe de quedar ni demasiado líquida ni demasiado densa). Finalmente, añadimos la vainilla y mezclamos hasta quedar todo combinado.
Sacamos el bizcocho del horno una vez comprobamos que está hecho, dejamos enfriar unos 10 minutos, desmoldamos y que se enfríe por completo sobre una rejilla.
Partir el bizcocho por la mitad, colocar una capa de buttercream y la otra mitad, luego repasar los bordes con una capa fina para que nos recoja la miga. Reservamos en la nevera una media hora.
Coloreamos nuestro buttercream a gusto, yo use 2 colorantes e introduje ambos en la manga con cuidado para que saliera bicolor.
Sacamos nuestra tarta de la nevera y ya sólo tenemos que colocar la boquilla 1M de Wilton (o similar) en nuestra manga pastelera y decorar la tarta entera realizando rosetones, empezando siempre desde el centro del rosetón hacia fuera.


Y hasta aquí nuestra entrada de hoy, espero que disfrutéis de un maravilloso Día de las Madres

Dulces saludos,

Sweetessye