domingo, 21 de enero de 2018

CUANDO LLUEVA...BUSCA EL ARCOÍRIS!

¿No os resultaría superdivertido una celebración de cumpleaños donde la tarta fuera una explosión de colores? Si, la entrada que os traigo hoy es una tarta divertida que es perfecta para un cumple o una fiesta en el cole con niños. Y es que lo tiene todo, colores alegres y el interior 2 capas de bizcocho esponjoso repleto de fideos de colores! ¿Os había comentado que me chiflan los layers cakes?


Ingredientes:

Para 2 moldes desmontables de 22 cm de diámetro

Para el bizcocho:
  • 350 g de harina de repostería
  • 300 ml de buttermilk(os dejo la forma de prepararlo aquí)
  • 6  claras de huevo tamaño L
  • 170 g de mantequilla sin sal
  • 400 g de azúcar blanco
  • 4 cucharaditas de levadura tipo Royal
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • ½ cucharadita de sal
  • 110 g aprox de fideos de colores (yo usé de Funcakes, van muy bien ya que tras el horneado no se decoloran)
  • ralladura de un limón (tened cuidado, sólo la parte amarilla!)
Para el relleno y cobertura. Buttercream de vainilla
  • 250 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 450 gr de icing sugar (azúcar glacé) preferiblemente tamizado
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 6 cucharaditas de leche (o de nata líquida)
Para la decoración
  • Fondant de colores o blanco teñido con colorantes alimentarios.
Preparación:

Comenzamos precalentando el horno a 175ºC.
Engrasamos los 2 moldes colocando papel de horno en cada base.
Tamizaremos la harina, junto con la levadura y la sal, mezclando bien con ayuda de unas varillas manuales hasta que todo quede combinado y reservamos.
Batimos en otro recipiente las claras de huevo junto con el buttermilk hasta conseguir una mezcla homogénea. Reservamos aparte.
En el bol de nuestra amasadora con el accesorio de pala, colocaremos el azúcar y la ralladura de limón y a continuación añadimos la mantequilla.
Mezclaremos a velocidad media durante 3-4 minutos para conseguir una mezcla esponjosa. Con ayuda de una espátula de silicona iremos despegando los restos de masa de los laterales y fondo del bol, y también de la pala.
Agregamos a continuación el extracto de vainilla y mezclamos hasta integrar todo por completo.
Seguidamente comenzaremos a incorporar los ingredientes reservados alternándolos los ingredientes secos (harina, levadura y sal) con los ingredientes húmedos (el buttermilk mezclado con las claras de huevo), mezclando después cada adición sólo lo justo para integrar los ingredientes. Recordad no sobrebatir la mezcla.


Como punto final agregamos los fideos de colores a mano con una espátula mezclándolos hasta que queden repartidos por toda la masa.
Dividimos la masa en 2 partes iguales y la repartimos entre los 2 moldes que teníamos engrasados. Damos unos golpecitos suaves una vez la mezcla está en los moldes, para que libere cualquier burbuja de aire que haya podido quedar dentro de la masa.
Metemos al horno por unos 30-35 minutos. Comprobamos antes de sacar los bizcochos, que estén bien horneados insertando una brocheta o un cake tester hasta que salga limpio.
Sacaremos del horno y dejamos enfriar en sus moldes sobre una rejilla durante unos 10 minutos.
Desmoldamos los bizcochos y los dejamos enfriar por completo bocabajo sobre la rejilla.
Mientras se hornean podemos preparar nuestro buttercream. Para ello batimos la mantequilla a velocidad media durante unos 4 minutos hasta que quede ligera y esponjosa. A continuación, agregamos el azúcar glacé previamente tamizado, y seguimos batiendo durante otros 2 minutos. Una vez alcanzada la consistencia podemos añadir la leche o nata (comprobamos que no debe de quedar ni demasiado líquida ni demasiado densa). Finalmente, añadimos la vainilla y mezclamos hasta quedar todo combinado.
Para decorar, con ayuda de un cuchillo de sierra largo o una lira recortaremos la superficie superior de los bizcochos lo justo para nivelarlos.
Seguidamente colocaremos bocabajo el primer bizcocho en la base de nuestra tarta sobre una cucharada de buttercream, así nos aseguramos de que la tarta no se nos mueva.
Aplicamos una buena cantidad de buttercream sobre la superficie y extendemos con una espátula hasta cubrirla. Si sobresale un poco por los bordes no importa ya que lo repartiremos por los laterales más adelante. Colocamos el segundo bizcocho sobre el anterior y lo centramos bien, aplicando una nueva capa de buttercream sobre su superficie y laterales con una fina capa para sellar la miga de nuestros bizcochos (conocida como "crumb coat"). No necesitamos alisarla de forma perfecta ni que recubra toda la tarta. Colocaremos en la nevera durante unos 30 minutos para que esta capa selle nuestra tarta.
Retiramos de la nevera y pasaremos a recubrir esta vez con una cantidad generosa de buttercream y con ayuda de una espátula o scraper alisaremos nuestros bordes para que queden lo mas lisos posible.
Terminamos decorando a nuestro gusto, en mi caso preparé con antelación unos corazones multicolores para recrear el arcoíris y la diversión será multicolor!


Espero te guste mi receta, si tienes dudas escríbeme un comentario.

Dulces saludos,

SweeTessye

Receta adaptada de Funfetti Cake de Baked Bree