lunes, 29 de enero de 2018

¡LO DIVINO SI QUE EXISTE!...CON FORMA DE CARQUINYOLIS!

Sí amigos lo divino existe y es cierto que en muchas formas, pero una de ellas son los carquinyolis(carquiñolis), postre típico de Cataluña, del que hoy os traigo la receta y su elaboración.
Los carquinyolis son unas pastas secas y dulces tradicionales que se hacen en muchas localidades catalanas. Las primeras recetas de carquiñolis datan de hace un siglo y medio. Se elaboran básicamente con huevos, leche, azúcar, harina y almendras, aunque cada pastelero le aporta su toque personal. La masa que se obtiene se le da una forma alargada, se hornea unos 20 minutos, luego sin llegar a que enfríe del todo, se corta en trozos pequeños y se colocan nuevamente hasta que estén doraditos. Son de textura dura y crujiente y con un gusto muy marcado por la almendra. Se comen solos o acompañados de leche, café, chocolate, vino dulce o ratafía y son ideales tanto para desayunos como meriendas.


Vamos con la receta..

Ingredientes: 
  • 800 grs. de harina de fuerza
  • 500 grs. de azúcar blanco
  • 360 grs de almendras con piel
  • 120 grs. almendras molidas
  • 15 grs. levadura tipo Royal
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 125 ml. de aceite de oliva
  • 6 huevos
  • Ralladura de un limón 

Preparación:

Comenzamos tamizando la harina, añadimos todos los ingredientes menos las almendras y los huevos. Los mezclamos en una amasadora aunque podemos amasar a mano dentro de un bol o bien haciendo un “volcán” con la harina y colocando los ingredientes restantes dentro.


Una vez se mezclan bien los ingredientes, añadiremos el aceite. A continuación los huevos uno a uno hasta que quede una masa húmeda pero compacta.
Por último añadiremos las almendras para integrarlas con la masa.
Dividimos la masa en partes iguales y hacemos unas tiras largas que colocaremos en una bandeja de horno untada previamente con aceite o bien con un papel de hornear. 
Dejamos reposar durante 30 minutos en la nevera. Batimos un huevo y pintamos las barritas que previamente hemos aplanado un poco con las manos. Quedará algo así como en la foto.


Horneamos a 180º (horno previamente precalentado) entre 20-25 minutos. Sacamos del horno, y dejamos entibiar las barritas (que no se enfríen del todo) y las cortamos en piezas de 1 cm cada una.


La volvemos a introducir al horno hasta que queden doraditos. Les damos la vuelta, colocamos nuevamente un par de minutos al horno, y estarán listos!
Los carquinyolis los podemos conservar mejor dentro de una lata metálica bien cerrada y aguantarán buenos muchos días, aunque con lo ricos que quedan eso no lo garantizo 😆

Espero te guste la receta, si tienes dudas escríbeme un comentario.

Dulces saludos,

SweeTessye

Receta adaptada de El forner de Alella 


domingo, 21 de enero de 2018

CUANDO LLUEVA...BUSCA EL ARCOÍRIS!

¿No os resultaría superdivertido una celebración de cumpleaños donde la tarta fuera una explosión de colores? Si, la entrada que os traigo hoy es una tarta divertida que es perfecta para un cumple o una fiesta en el cole con niños. Y es que lo tiene todo, colores alegres y el interior 2 capas de bizcocho esponjoso repleto de fideos de colores! ¿Os había comentado que me chiflan los layers cakes?


Ingredientes:

Para 2 moldes desmontables de 22 cm de diámetro

Para el bizcocho:
  • 350 g de harina de repostería
  • 300 ml de buttermilk(os dejo la forma de prepararlo aquí)
  • 6  claras de huevo tamaño L
  • 170 g de mantequilla sin sal
  • 400 g de azúcar blanco
  • 4 cucharaditas de levadura tipo Royal
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • ½ cucharadita de sal
  • 110 g aprox de fideos de colores (yo usé de Funcakes, van muy bien ya que tras el horneado no se decoloran)
  • ralladura de un limón (tened cuidado, sólo la parte amarilla!)
Para el relleno y cobertura. Buttercream de vainilla
  • 250 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 450 gr de icing sugar (azúcar glacé) preferiblemente tamizado
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 6 cucharaditas de leche (o de nata líquida)
Para la decoración
  • Fondant de colores o blanco teñido con colorantes alimentarios.
Preparación:

Comenzamos precalentando el horno a 175ºC.
Engrasamos los 2 moldes colocando papel de horno en cada base.
Tamizaremos la harina, junto con la levadura y la sal, mezclando bien con ayuda de unas varillas manuales hasta que todo quede combinado y reservamos.
Batimos en otro recipiente las claras de huevo junto con el buttermilk hasta conseguir una mezcla homogénea. Reservamos aparte.
En el bol de nuestra amasadora con el accesorio de pala, colocaremos el azúcar y la ralladura de limón y a continuación añadimos la mantequilla.
Mezclaremos a velocidad media durante 3-4 minutos para conseguir una mezcla esponjosa. Con ayuda de una espátula de silicona iremos despegando los restos de masa de los laterales y fondo del bol, y también de la pala.
Agregamos a continuación el extracto de vainilla y mezclamos hasta integrar todo por completo.
Seguidamente comenzaremos a incorporar los ingredientes reservados alternándolos los ingredientes secos (harina, levadura y sal) con los ingredientes húmedos (el buttermilk mezclado con las claras de huevo), mezclando después cada adición sólo lo justo para integrar los ingredientes. Recordad no sobrebatir la mezcla.


Como punto final agregamos los fideos de colores a mano con una espátula mezclándolos hasta que queden repartidos por toda la masa.
Dividimos la masa en 2 partes iguales y la repartimos entre los 2 moldes que teníamos engrasados. Damos unos golpecitos suaves una vez la mezcla está en los moldes, para que libere cualquier burbuja de aire que haya podido quedar dentro de la masa.
Metemos al horno por unos 30-35 minutos. Comprobamos antes de sacar los bizcochos, que estén bien horneados insertando una brocheta o un cake tester hasta que salga limpio.
Sacaremos del horno y dejamos enfriar en sus moldes sobre una rejilla durante unos 10 minutos.
Desmoldamos los bizcochos y los dejamos enfriar por completo bocabajo sobre la rejilla.
Mientras se hornean podemos preparar nuestro buttercream. Para ello batimos la mantequilla a velocidad media durante unos 4 minutos hasta que quede ligera y esponjosa. A continuación, agregamos el azúcar glacé previamente tamizado, y seguimos batiendo durante otros 2 minutos. Una vez alcanzada la consistencia podemos añadir la leche o nata (comprobamos que no debe de quedar ni demasiado líquida ni demasiado densa). Finalmente, añadimos la vainilla y mezclamos hasta quedar todo combinado.
Para decorar, con ayuda de un cuchillo de sierra largo o una lira recortaremos la superficie superior de los bizcochos lo justo para nivelarlos.
Seguidamente colocaremos bocabajo el primer bizcocho en la base de nuestra tarta sobre una cucharada de buttercream, así nos aseguramos de que la tarta no se nos mueva.
Aplicamos una buena cantidad de buttercream sobre la superficie y extendemos con una espátula hasta cubrirla. Si sobresale un poco por los bordes no importa ya que lo repartiremos por los laterales más adelante. Colocamos el segundo bizcocho sobre el anterior y lo centramos bien, aplicando una nueva capa de buttercream sobre su superficie y laterales con una fina capa para sellar la miga de nuestros bizcochos (conocida como "crumb coat"). No necesitamos alisarla de forma perfecta ni que recubra toda la tarta. Colocaremos en la nevera durante unos 30 minutos para que esta capa selle nuestra tarta.
Retiramos de la nevera y pasaremos a recubrir esta vez con una cantidad generosa de buttercream y con ayuda de una espátula o scraper alisaremos nuestros bordes para que queden lo mas lisos posible.
Terminamos decorando a nuestro gusto, en mi caso preparé con antelación unos corazones multicolores para recrear el arcoíris y la diversión será multicolor!


Espero te guste mi receta, si tienes dudas escríbeme un comentario.

Dulces saludos,

SweeTessye

Receta adaptada de Funfetti Cake de Baked Bree

domingo, 14 de enero de 2018

DELICIAS DE TEMPORADA

Leí esto en una página hace unos días y atrajo mi atención porque me vi tan reflejada! Trataba de una lista en la que se reflejaban algunos aspectos con los que te sentirías identificado solo si eres repostero! Citaba: Le alegras el día a alguien con una bonita tarta y te das cuenta de que toda la locura vale la pena!
Y es la pura verdad, te enfrascas en algún proyecto de cumple planeando que tarta harás, que si los ingredientes, que si las decoraciones...y al final es todo una locura, eso de la sencillez no va contigo...Pero cuando ves la cara del festejado cuando llevas su pastel a la mesa, pues sabes que toda esa locura entre harina, rellenos, cacharros para fregar y un largo número de etc.., ha valido realmente la pena!
Aquí os dejaré hoy una receta que va muy bien pues las manzanas son ricas, sanas y en realidad son un ingrediente muy apropiado para cualquier postre. A mi me gusta mucho elaborar compotas, tartas, al horno, en ensaladas...
Esta receta va en concreto de una tarta de manzanas sobre una base de masa quebrada que no es muy compleja de elaborar y te garantizo que gustar, sí y mucho. Comenzamos!


Ingredientes:

  • 110 g  de harina de trigo
  • 250 ml de leche entera
  • 225 g  de azúcar granulado
  • 6 manzanas 
  • 3 huevos
  • 3 cucharadas de mermelada de albaricoque o melocotón a gusto
  • 2 cucharadas de agua 
  • masa quebrada o brisa (puedes comprarla ya lista o prepararla por la receta que dejo abajo)
Para la masa quebrada:
  • 150 gr de harina, mejor si es especial para repostería.
  • 60 gr de mantequilla fría.
  • 1 huevo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 30 gr de azúcar glacé
Preparación de la masa quebrada o brisa:

En un bol tamizamos la harina. Sacamos la mantequilla de la nevera, cortamos en trocitos y añadimos al bol con la harina. Mezclamos con los dedos hasta que se formen grumos de harina mezclada con mantequilla. Intentemos no presionar en exceso para que la masa no desarrolle el gluten y no quede elástica ya que queremos una masa con textura crujiente. Cuando se formen migas, añadimos el resto de ingredientes: el huevo, la sal y el azúcar glas. Seguimos mezclando manualmente, de forma que todos los ingredientes queden integrados y formen una masa con forma de bola más o menos consistente, la envolvemos en papel film y ponemos a reposar en la nevera alrededor de 1 hora. A continuación enharinamos la superficie sobre la que estiraremos nuestra masa, la colocamos encima y presionamos con las manos para estirarla, luego terminamos con un rodillo con la forma deseada según el molde que vayamos a utilizar. Untamos el molde con mantequilla o podemos forrarlo con papel de hornear.
Ajustamos con cuidado la masa estirada encima de molde para que cubra todas las esquinas y quede bien asentada. Los excedentes de masa podemos quitarlos o plegarlos para hacer que las paredes sean un poquillo más gruesas. Pinchamos la masa con un tenedor para hacer unos agujeritos y es conveniente también que coloquemos sobre la superficie de la masa un papel de horno y sobre este legumbres secas para evitar que se hinche durante el horneado. Como posteriormente vamos a preparar una tarta con las manzanas, hornearemos esta masa de 10 a 12 minutos con el horno a 180ºC (precalentado previamente).

Preparación de la tarta:
  • Pelaremos las manzanas, quitándoles el corazón. Cortamos 3 en trozos grandes.
  • Precalentamos el horno a 180ºC
  • Comenzamos a elaborar el relleno poniendo los tres huevos en un bol junto con las manzanas troceadas. 
  • Añadiremos la leche y el azúcar y trituramos con una batidora de mano o de vaso batidor.
  • Una vez todo mezclado añadimos la harina tamizada y volvemos a batir. Añadimos la mezcla al molde donde ya tenemos colocada la masa quebrada.
  • Cortaremos las 3 manzanas restantes en láminas no muy finas y vamos colocando sobre la masa en forma circular de forma escalonada, como se aprecia en la foto anterior. 
  • Cubierta toda la superficie, mezclaremos la mermelada con agua y calentamos al microondas durante 10 - 20 segundos según la potencia. 
  • Con un pincel de silicona pintamos las manzanas con la mezcla de mermelada y agua.
  • Introducimos al horno precalentado a 180ºC con calor arriba y abajo durante aproximadamente una hora.
  • Esperaremos a que se enfríe a temperatura ambiente para desamoldar y colocar sobre la base o plato donde serviremos.
Para esta tarta utilicé un molde de 26 cm de diámetro. Y a disfrutar!



Esto es todo, espero os guste y ya sabéis si tenéis dudas escríbidme un comentario.

Dulces saludos,
SweeTessye


martes, 9 de enero de 2018

¡CHOCOLATE AL PODER!

Ya estoy otra vez por aquí, para traeros una de las tartas que hice para un cumple y que fue todo un éxito! Se trata de una tarta con un relleno y cobertura de chocolate y decoraciones en fondant, pensaba cuando me decidí a hacerla que tanto chocolate....pero me sorprendió gratamente porque quedó muy jugosa y con un sabor bien acentuado. Todo el poder de mi sabor favorito llevado a un estado celestial!.


Ingredientes: 

Para el bizcocho

  • 210 g de harina de todo uso
  • 112 g de aceite vegetal
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 2 huevos grandes (a temperatura ambiente)
  • 240 g de buttermilk (mirad abajo como prepararlo en casa)
  • 400 g de azúcar
  • 1 cucharadita de polvo de hornear tipo Royal
  • 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio
  • 90 g de cacao en polvo sin azúcar (yo usé Chocolate Valor
  • 237 g de café recién hecho (yo usé café Bonka)

Para el relleno y cobertura
  • 450 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 900 g de azúcar glacé
  • 180 g de cacao en polvo 
  • 1 cucharadita de sal 
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 125 ml de leche entera o nata para montar


Como preparar buttermilk casero:

240 ml de leche entera tibia 
Zumo colado de medio limón
Añadir el zumo de limón a la leche. Mezclamos y dejamos reposar durante 10 minutos a temperatura ambiente. Tendrá la apariencia de leche cortada. Con esta textura, revolveremos y utilizamos directamente. sin necesidad de colar la mezcla.

Preparación: 

Engrasamos 2 moldes de 20 cm o 22 cm de diametro.Precalentamos el horno a 175ºC.
Tamizamos la harina, el azúcar, el cacao, el bicarbonato, el polvo de hornear y la sal en el bol y mezclamos hasta que estén combinados. Reservamos
En otro bol, combinanos el butternilk, el aceite, los huevos y la vainilla.
Colocamos en el bol de la batidora la mezcla de ingredientes secos. A una velocidad baja vamos agregando lentamente los ingredientes húmedos a los secos. Con la batidora todavía a velocidad baja, agregamos el café y mezclamos hasta combinar, raspando el fondo y los laterales del recipiente con una espátula de silicona. Vertemos la mezcla en los moldes preparados y horneamos entre 35 y 40 minutos, hasta que introduzcamos un palillo o un cake taster y salga limpio.
Dejamos enfriar en los moldes por 30 minutos, desmoldamos y colocamos sobre una rejilla, dejándolos enfriar por completo.
Una vez que han enfriado cortamos con una lira o cuchillo en 2 mitades y comenzamos a rellenar con nuestro frosting de chocolate. Asimismo vamos cubriendo los laterales de nuestra tarta alisando con una espátula o un scraper.
Para decorar se puede optar por cualquiera de vuestro gusto. Yo me decidí por  unas rosas en fondant de chocolate y hojas en fondant de color verde. Utilicé raspas de chocolate para darle un último toque (eso los dejo a vuestro gusto).


Esta receta es una adaptación de I Am Baker blog. El truco infalible de esta receta es el uso del café que acentúa el sabor del chocolate, pero no notaremos el café (se puede usar descafeinado por si lo requiere) 

Espero os haya gustado mi entrada,

Dulces saludos,
SweeTessye


sábado, 6 de enero de 2018

Y LLEGARON SUS MAJESTADES....

Día 6. Un día de emociones para pequeños y grandes. Todos esperan las sorpresas que sus majestades han traído en su ajetrear de toda una noche larga y mágica. Si, llegan cansados, ellos con sus camellos, pero cargados de regalitos e ilusiones. Yo me propuse este año no dejarlo pasar y elaborar el tan preciado Roscón. Aqui os dejo mi receta adaptada de las estupendas recetas de conelchef.comelpucheretedemari.com 



Ingredientes:

Para la masa madre:
- 90 g de harina de fuerza
- 50 g de leche
- 2 g de levadura fresca de panadero (podéis encontrarla en supermercados en la sección de mantequillas o comprar en panaderías)

Para la infusión aromatizada:
-100 gr de leche entera
- piel de 1 naranja
- piel de 1 limón
- 1 rama grande de canela

Para la masa final del roscón:
- 350 g de harina de fuerza
-  piel rallada de naranja
-  piel rallada de limón
- 10 g de agua de azahar 
- 70 g de azúcar
- 15 g de levadura fresca de panadero 
- 2 huevos y 1 huevo para pintar
- 60 g de mantequilla a temperatura ambiente
- 1 pizca de sal
- 15 ml de miel

Para la decoración:
- Frutas escarchadas
- Almendra laminada
- Azúcar blanco humedecido con unas gotas de agua de azahar

Preparación:
Preparamos la infusión aromatizada calentando la leche en un cazo, con la canela y las pieles del limón y naranja. Llevamos a ebullición, apartamos del fuego y reservamos. Para que la leche se infusione bien de estos aromas podemos prepararla el día anterior y dejar en la nevera reposar toda la noche.
Asimismo podemos preparar el primer prefermento de la masa y dejarlo bien tapado con film alimentario en la nevera (subirá igualmente) o dejamos en un sitio cálido durante 3 horas. 
Para el prefermento entibiamos los 50 g de leche y añadimos la levadura desmenuzada, mezclamos bien hasta que la levadura se integre y agregamos los 90 g de la harina y vamos formando una bolita de masa, que una vez todo integrado dejamos en un bol tapada con film.

proceso fermentado e infusionado

Para elaborar la masa final del roscón, colocaremos en una amasadora o robot de cocina con el gancho para amasar y colocamos en el vaso la harina, la leche infusionada que sacaremos previamente de la nevera para que esté a temperatura ambiente y colamos. Añadimos la harina, el azúcar, el agua de azahar, la miel, los huevos, la levadura fresca desmenuzada y comenzamos a amasar. Yo en mi caso fui añadiendo la masa del primer prefermento, a trocitos y veremos como se va integrando todo. Aquí comenzamos a añadir la mantequilla, yo lo hice en 3 adiciones hasta que estuvo bien integrada. Y como último paso añadimos nuestras ralladuras. Cuando vemos como nuestra masa toma forma y se despega de las paredes del vaso, podemos añadir antes de sacarla, un chorrito de aceite para que sea mas fácil extraerla. Detenemos y sacamos nuestra masa, podemos colocar sobre un tapiz de silicona, sobre film de hornear o sobre nuestra encimera limpia a la que añadimos un poco de aceite para manipular la masa. La amasamos con nuestras manos con movimientos envolventes hacia dentro, una vez la vemos con una superficie lisa y brillante colocamos en un bol, tapamos con un paño o film alimentario y reservamos en lugar cálido (en mi caso dentro del horno apagado) y dejamos reposar 2 horas. Quedará así.

masa fermentada

Observamos que ha duplicado su volumen, sacamos y volvemos amasar de forma envolvente hacia dentro, si queremos podemos dividirla (por si queréis hacer 2 roscones por ejemplo). Yo separé en 2 bolas y las dejé tapadas unos 10 minutos para que reposaran. Pasado este tiempo hacemos un agujero hundiendo el dedo en la masa y comenzamos a abrirlo pero suavemente poco a poco y la masa va tomando forma de aro. Colocamos nuestros aros sobre tapiz de silicona apto para horno o papel de hornear y vamos a pintar una primera vez con huevo batido mezclado con una cucharada de agua. Los dejamos reposar nuevamente en un sitio cálido entre unos 45 min - 60 min. Transcurrido ese tiempo vemos como han doblado su volumen, pasamos a aplicar la segunda pintada de huevo muy suavemente con pincel de silicona y colocamos las decoraciones que deseemos. Con el horno precalentado a 200ºC colocamos nuestro roscón en el centro y horneamos 10 minutos, pasado ese tiempo bajamos la temperatura a 180ºC y dejamos otros 10-12 minutos (no abrir el horno). Pasado ese tiempo abrimos y deberá estar listo y dorado.

roscón prehorneado

Espero te guste mi receta, si tienes dudas escríbeme un comentario.

Dulces saludos,

SweeTessye

viernes, 5 de enero de 2018

BLANCA Y DULCE NAVIDAD

Si, amigos ya se que la Navidad pasó, pero como es tema reciente quiero inaugurar mi blog con esta receta de tarta que para estas fiestas queda muy resultona y es sencilla.
tarta navidad

Ingredientes

Para la masa del bizcocho para un molde de 20-22 cm de diámetro:
  • 5 huevos
  • 250 g de harina
  • 250 g de azúcar
  • 50 ml de agua
  • 25 ml de aceite
  • 8 g de levadura química o polvo de hornear tipo Royal
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • ralladura de limón (solo la parte verde)
  • spray desmoldante o mantequilla para engrasar  
Para la decoración
Para la ganache:
  • 180 g de nata para montar (35% M.G. o más)
  • 200 g de chocolate blanco
Para las figuras de fondant:
  • 250 gramos de fondant blanco (se puede teñir con colorantes alimentarios)
Para recubrir la tarta:
  • 500 ml de nata para montar (35% M.G. o más)
  • 1 cucharada de azúcar glas
  • 1 cucharada de azúcar vainillado
  • 2 sobres de Natafix 
Preparación
  1. Precalienta el horno a 175º C 
  2. Forrar la base de un molde de 20-22 cm y engrasa con spray desmoldante o unta con mantequilla. Yo uso un molde desmontable y coloco un circulo de papel de hornear en la base del molde y con las tiras que sobran forro las paredes por si el bizcocho sobrepasa la altura del propio molde. Las tiras se adhieren al molde por la mantequilla que has untado previamente.
  3. Separa las claras de las yemas y reserva.
  4. Bate las claras con la pizca de sal y cuando ya comience a formarse el merengue añade la mitad de la cantidad de azúcar y sigue batiendo hasta que quede un merengue firme. Reserva.
  5.  Tamiza la harina junto con el polvo de hornear y reserva.
  6. En un bol coloca las yemas, el agua (puedes sustituir por leche), el aceite, la vainilla y la ralladura del limón. Mezcla con varillas hasta que todo esté integrado. Añade la harina (puedes hacerlo en 2 partes) y bate cada vez para integrar a la mezcla. (OJO! ten en cuenta no sobrebatir una vez añades la harina, solo para que se integre, con una espátula, repasa los bordes y fondo del bol, para que integres lo que se adhiere a las paredes, seguidamente añades la harina restante y bates hasta integrar.
  7. Ahora con la ayuda de espátula incorpora el merengue reservado a la mezcla anterior, siempre con movimientos envolventes, nunca mezclando, sino envolviendo suavemente hasta que todo quede integrado y veras que obtienes una mezcla homogénea.
  8. Vierte suavemente la mezcla en el molde ya preparado e introduce en el horno precalentado a 175º C.  Hornea durante aproximadamente 55 minutos(ten en cuenta que cada horno es un mundo). A los 45 minutos puedes abrir y ver como está el bizcocho (nunca antes). Si ves que ya está firme por arriba, puedes introducir un palillo para comprobar que está hecho en el interior. Si el palillo sale mojado, deja unos 10 minutos más y comprobar nuevamente a los 5 minutos.
  9. Una vez que está completamente hecho, retira el bizcocho del horno y coloca sobre la encimera. Espera 10 minutos y desmolda. Coloca sobre una rejilla para que enfríe. Quedará así si has seguido los pasos
bizcocho desmoldado

Decoración
Comenzamos preparando la ganache de chocolate blanco picando finamente el chocolate, calentamos la nata y vertemos sobre éste, removemos bien hasta disolver el chocolate. Tapamos con film alimentario a piel(para que no se reseque la superficie) y llevamos a la nevera hasta que se enfríe completamente. Montamos con varillas y reservamos.
Ahora vertemos la nata bien fría en un bol grande con el azúcar vainillado y con las varillas empezamos a montar unos segundos. Añadimos el Natafix y seguimos batiendo hasta obtener una nata densa. Reservamos en la nevera hasta el momento de decorar.
Teñimos pequeñas cantidades de fondant con los colorantes y preparamos las figuritas que deseemos para decorar, podemos utilizar cortadores de galletas para crear estrellas navideñas. Reservamos las figuras (podemos hacerlas con antelación y guardar en un recipiente hermético sobre papel de hornear).

Con ayuda de una lira o cuchillo cortamos el bizcocho en 3 capas, intentando que queden de igual altura. Colocamos un poco de nata sobre la base donde vamos a colocar la tarta y colocamos la primera capa. Rellenamos una manga pastelera con nuestra ganache de chocolate blanco y cubrimos nuestra capa, alisamos con una espátula, a continuación colocamos la capa siguiente, aquí podemos aplicar una cantidad de ganache en los bordes y en el centro aplicar confitura de vuestra fruta preferida (en este caso yo utilicé de frambuesas). Colocamos las última capa y superior de nuestro bizcocho y con ayuda de la espátula, repasamos las cantidades que van quedando por los bordes de la tarta, alisando para que la miga quede recogida.
Pondremos nuestra tarta en la nevera por unos 30 minutos para que la miga quede compacta. Colocaremos sobre un plato giratorio (si lo tenemos) y comenzamos a aplicar la nata montada para decorar y vamos alisando para que que las paredes de nuestra tarta queden lo mas lisas posibles. Podemos ayudarnos de un scraper para alisar el contorno y la capa superior. Luego colocamos un poco de nata que reservamos previamente en una manga pastelera con alguna boquilla de nuestro gusto y decoramos.
Como toque final esparcimos perlas decorativas comestibles y colocamos las figuras de fondant, espolvoreamos azúcar glas para simular el efecto nevado y listo! 
Espero te guste mi receta, si tienes dudas escríbeme un comentario.

Dulces saludos,

SweeTessye