lunes, 10 de septiembre de 2018

BUNDT CAKE DE BUTTERMILK Y VAINILLA

Hola de nuevo amigos!
Cada semana me gusta hacer para los domingos alguna preparación repostera, porque así la disfrutamos mi esposo y yo haciendo eco de una buena merienda viendo nuestras series y pelis preferidas.
Esta semana no quería hacer nada complicado y me decanté por un sencillo bundt cake con mi molde en forma de rosa, muy jugoso porque lleva buttermilk en su elaboración y además en el glaseado que lleva por encima.


Algunos si que sabréis de sobra que es el buttermilk, en este caso yo lo preparé casero ya que no es un producto sencillo de encontrar en supermercados. Pero podemos sustituirlo, aquí os lo explico. También me he decantado en medir todos los ingredientes en tazas, ya que la receta es de un blog americano, pero me había comprado un juego de tazas y quería estrenarlo. También podéis convertir las tazas a gramos.
Vamos a por nuestra receta.

Ingredientes:

  • 1 taza de azúcar (yo usé la de Azucarera)
  • 1/2 taza de mantequilla sin sal, fundida
  • 2 huevos grandes a temperatura ambiente
  • 3/4 taza de buttermilk*
  • 1 vaina de vainilla o 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 2 tazas de harina (mejor si es especial para repostería)
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1/2 cucharadita de sal
Para el glaseado:
  • 2 tazas de azúcar glass tamizado
  • 3-4 cucharadas de buttermilk*
  • 1 1/2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 1/2 taza de sprinkles, opcional
*Preparamos el buttermilk casero, para ello añadimos a 250 mililitros de leche entera (si está tibia mejor) el zumo de medio limón que habremos colado previamente. Revolvemos y dejaremos reposar alrededor de unos 10 minutos a temperatura ambiente. Su apariencia será como de leche cortada, no preocupéis que esta es la textura que necesitamos. La revolvemos un poco con una cuchara y utilizamos así directamente sin colar.

Preparación del bundt cake:
Precalentamos el horno a 175 °C.
Engrasamos nuestro molde de bundt.
Batimos el azúcar y la mantequilla hasta que estén combinados y esté cremosa la mantequilla alrededor de 2 minutos.
Añadimos los huevos, uno a la vez, batiendo bien después de cada adición. Reducimos la velocidad a baja y añadimos la vainilla.
Seguidamente comenzamos añadiendo 1/3 de nuestra mezcla de harina, polvo de hornear y sal tamizadas, y vamos alternando con el buttermilk. Continuamos alternando los ingredientes batiendo a velocidad mínima, siempre terminando con la mezcla seca.
Vertemos nuestra mezcla en el molde preparado. Horneamos durante 35-45 minutos o hasta que al introducir un palillo en el centro salga limpio.
Dejamos reposar en el molde encima de una rejilla por 10 minutos y a continuación, sacamos nuestro bundt del molde dejándolo sobre la rejilla para que se enfríe por completo.
Mientras tanto prepararemos nuestro glaseado
En un tazón mediano, combinamos el azúcar glass con el buttermilk y el extracto de vainilla batiendo suavemente. Si el glaseado es demasiado espeso, añadimos más buttermilk, una cucharada a la vez; si el glaseado es demasiado líquido, añadimos más azúcar glass, 2 cucharadas a la vez.
Vamos vertiendo el glaseado sobre el bundt y añadimos sprinkles o cualquier otra decoración de nuestro gusto.

Sobre como usar de forma correcta nuestros ingredientes en taza y cucharadas os remito al blog de Bea donde está muy bien explicado.

¡Y hasta aquí nuestra entrada de hoy! ¡Animaros a prepararlo en casa!

Dulces saludos

Sweetessye


No hay comentarios:

Publicar un comentario