domingo, 17 de junio de 2018

UNA VERBENA Y UNA COCA DE CREMA PARA LA NOCHE MÁGICA

Desde la antigüedad muchas civilizaciones conmemoraron el solsticio de verano, el día más largo del año y que en Europa coincide con la semana del veinte de junio asimilándose esta festividad con la llegada de la cristiandad. Pero San Juan es quizás la fiesta más pagana de las fiestas cristianas. Su celebración llena de agua, fuego y música está mas cerca de un aquelarre que una festividad religiosa.
Y como es costumbre no hay fiesta sin sus rituales gastronómicos. Aquí entra en escena la coca, una torta plana que se come en toda la costa mediterránea con una base similar al pan, como la pizza.
Hoy os traigo una receta que es sencilla y que os va a garantizar el éxito de la verbena. 



Ingredientes: 
Para la crema:

  • 80 gr de leche condensada 
  • 250 ml de agua
  • 20 gr de harina de maíz
  • 1 palito de canela en rama
  • 1 limón

Para decorar la coca:

  • 25 gr de piñones
  • 1 huevo y 1 para la masa, 2 yemas para la crema pastelera
  • 20 gr de azúcar para espolvorear y 100 gr para la masa

Para la masa:

  • 425 gr de harina de fuerza
  • 1 cucharadita de sal
  • 25 gr de levadura fresca de panadería
  • 50 ml de leche
  • 100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas de agua de azahar (opcional)
  • 2 cucharadas de ron
  • 2 cucharadas de extracto de vainilla
Preparación: 

Crema pastelera:

Poner en un cazo al fuego la leche condensada, el agua, el palito de canela y la piel del limón.
Cuando esté caliente, retiramos la canela y la piel del limón y verterla sobre las 2 yemas de huevo removiendo continuamente.
Añadir la harina de maíz disuelta en un poco de agua fría y cocerla al baño maría, sin dejar de remover hasta que la crema espese.
Verter la crema en un cuenco y tapar tocando la crema con papel film.
Refrigeramos hasta el momento de utilizar.

Masa:

En un bol grande, poner la harina, la sal y el azúcar (reservar 20 gr de azúcar para espolvorear al final) y mezclar. Añadir la levadura disuelta en la leche, un huevo, la mantequilla a trocitos, el agua de azahar, el ron y la vainilla.
Amasar  (con amasadora) hasta obtener una masa fina y elástica.
Hacer una bola con la masa (o partir por la mitad si queremos hacer dos cocas) y dejar en un bol grande engrasado con aceite suave, tapar con papel film ligeramente engrasado con aceite y dejar hasta que doble el volumen.
Ponemos la bola en el mármol ligeramente engrasado y estiramos con el rodillo dando la forma de la coca. Si vemos que la masa se encoge ligeramente al estirarla, dejar reposar 5 minutos y volver a estirar.
Pasarla a la bandeja de horno forrada con papel de horno y tapar con un trapo y volver a dejar que doble su volumen.
Precalentar el horno a 180 ºC
Pintar la coca con huevo batido.
Poner la crema en una manga pastelera y hacer líneas en forma de enrejado.
Repartir los piñones y espolvorear con el azúcar. Hornear unos 25 minutos. Retirar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.
Decorar con fruta escarchada (opcional)

Hasta aquí mi entrada de hoy, espero paséis una verbena mágica y os animéis a preparar esta coca que hará las delicias de todos.

Dulces saludos,

SweeTessye.


No hay comentarios:

Publicar un comentario