domingo, 6 de mayo de 2018

ROSAS PARA MAMÁ

Hola dulzuras!
Hoy es un día muy especial en España y en algunos otros países que se celebra el Día de las Madres. No quiero dejar pasar la ocasión de mostraros una tarta sencilla y que seguro a cualquier madre del mundo le encantaría recibir.


Aqui vamos con nuestra receta:
Ingredientes:
Para el bizcocho:  (un molde desmontable de 22 cm)
  • 300 g de harina
  • 300 g de azúcar
  • 5 huevos
  • 80 ml de aceite de girasol
  • 200 ml de leche (para el buttermilk)
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 16 g de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • una pizca de sal
Para el relleno y la decoración:
Buttercream de vainilla
  • 250 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 450 gr de icing sugar o azúcar glas
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 6 cucharaditas de leche (o nata líquida)
Preparación: 
Precalentar el horno a 170º.
Mezclar la leche con el zumo de limón y deja reposar unos minutos (tendrá apariencia de cortado).
Batir los huevos con el azúcar y la vainilla durante unos minutos hasta que doblen su volumen.
Añadir el aceite poco a poco mientras seguimos batiendo.
Mezclar la harina con la levadura y la sal y añadirla en tres partes intercalando con el buttermilk. Empezar y acabar con la harina.
Mezclar con movimientos envolventes y suaves hasta que esté todo bien integrado.
Verter la en un molde de 22 cm previamente engrasado y enharinado y hornear unos 50-55 minutos.
Mientras se hornean podemos preparar nuestro buttercream. Para ello batimos la mantequilla a velocidad media durante unos 4 minutos hasta que quede ligera y esponjosa. A continuación, agregamos el azúcar glacé previamente tamizado, y seguimos batiendo durante otros 2 minutos. Una vez alcanzada la consistencia podemos añadir la leche o nata (comprobamos que no debe de quedar ni demasiado líquida ni demasiado densa). Finalmente, añadimos la vainilla y mezclamos hasta quedar todo combinado.
Sacamos el bizcocho del horno una vez comprobamos que está hecho, dejamos enfriar unos 10 minutos, desmoldamos y que se enfríe por completo sobre una rejilla.
Partir el bizcocho por la mitad, colocar una capa de buttercream y la otra mitad, luego repasar los bordes con una capa fina para que nos recoja la miga. Reservamos en la nevera una media hora.
Coloreamos nuestro buttercream a gusto, yo use 2 colorantes e introduje ambos en la manga con cuidado para que saliera bicolor.
Sacamos nuestra tarta de la nevera y ya sólo tenemos que colocar la boquilla 1M de Wilton (o similar) en nuestra manga pastelera y decorar la tarta entera realizando rosetones, empezando siempre desde el centro del rosetón hacia fuera.


Y hasta aquí nuestra entrada de hoy, espero que disfrutéis de un maravilloso Día de las Madres

Dulces saludos,

Sweetessye

2 comentarios:

  1. Quién fuera madre para recibir una tarta de rosas con esta !!!!
    Un beso
    Miguel
    lareposteriademiguel.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si,quedo muy satisfecha y feliz por el regalo, que comimos todos reunidos en familia. Muchas gracias por pasarte por aqui, es todo un honor contar con tu opinion experta!

      Eliminar