domingo, 14 de enero de 2018

DELICIAS DE TEMPORADA

Leí esto en una página hace unos días y atrajo mi atención porque me vi tan reflejada! Trataba de una lista en la que se reflejaban algunos aspectos con los que te sentirías identificado solo si eres repostero! Citaba: Le alegras el día a alguien con una bonita tarta y te das cuenta de que toda la locura vale la pena!
Y es la pura verdad, te enfrascas en algún proyecto de cumple planeando que tarta harás, que si los ingredientes, que si las decoraciones...y al final es todo una locura, eso de la sencillez no va contigo...Pero cuando ves la cara del festejado cuando llevas su pastel a la mesa, pues sabes que toda esa locura entre harina, rellenos, cacharros para fregar y un largo número de etc.., ha valido realmente la pena!
Aquí os dejaré hoy una receta que va muy bien pues las manzanas son ricas, sanas y en realidad son un ingrediente muy apropiado para cualquier postre. A mi me gusta mucho elaborar compotas, tartas, al horno, en ensaladas...
Esta receta va en concreto de una tarta de manzanas sobre una base de masa quebrada que no es muy compleja de elaborar y te garantizo que gustar, sí y mucho. Comenzamos!


Ingredientes:

  • 110 g  de harina de trigo
  • 250 ml de leche entera
  • 225 g  de azúcar granulado
  • 6 manzanas 
  • 3 huevos
  • 3 cucharadas de mermelada de albaricoque o melocotón a gusto
  • 2 cucharadas de agua 
  • masa quebrada o brisa (puedes comprarla ya lista o prepararla por la receta que dejo abajo)
Para la masa quebrada:
  • 150 gr de harina, mejor si es especial para repostería.
  • 60 gr de mantequilla fría.
  • 1 huevo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 30 gr de azúcar glacé
Preparación de la masa quebrada o brisa:

En un bol tamizamos la harina. Sacamos la mantequilla de la nevera, cortamos en trocitos y añadimos al bol con la harina. Mezclamos con los dedos hasta que se formen grumos de harina mezclada con mantequilla. Intentemos no presionar en exceso para que la masa no desarrolle el gluten y no quede elástica ya que queremos una masa con textura crujiente. Cuando se formen migas, añadimos el resto de ingredientes: el huevo, la sal y el azúcar glas. Seguimos mezclando manualmente, de forma que todos los ingredientes queden integrados y formen una masa con forma de bola más o menos consistente, la envolvemos en papel film y ponemos a reposar en la nevera alrededor de 1 hora. A continuación enharinamos la superficie sobre la que estiraremos nuestra masa, la colocamos encima y presionamos con las manos para estirarla, luego terminamos con un rodillo con la forma deseada según el molde que vayamos a utilizar. Untamos el molde con mantequilla o podemos forrarlo con papel de hornear.
Ajustamos con cuidado la masa estirada encima de molde para que cubra todas las esquinas y quede bien asentada. Los excedentes de masa podemos quitarlos o plegarlos para hacer que las paredes sean un poquillo más gruesas. Pinchamos la masa con un tenedor para hacer unos agujeritos y es conveniente también que coloquemos sobre la superficie de la masa un papel de horno y sobre este legumbres secas para evitar que se hinche durante el horneado. Como posteriormente vamos a preparar una tarta con las manzanas, hornearemos esta masa de 10 a 12 minutos con el horno a 180ºC (precalentado previamente).

Preparación de la tarta:
  • Pelaremos las manzanas, quitándoles el corazón. Cortamos 3 en trozos grandes.
  • Precalentamos el horno a 180ºC
  • Comenzamos a elaborar el relleno poniendo los tres huevos en un bol junto con las manzanas troceadas. 
  • Añadiremos la leche y el azúcar y trituramos con una batidora de mano o de vaso batidor.
  • Una vez todo mezclado añadimos la harina tamizada y volvemos a batir. Añadimos la mezcla al molde donde ya tenemos colocada la masa quebrada.
  • Cortaremos las 3 manzanas restantes en láminas no muy finas y vamos colocando sobre la masa en forma circular de forma escalonada, como se aprecia en la foto anterior. 
  • Cubierta toda la superficie, mezclaremos la mermelada con agua y calentamos al microondas durante 10 - 20 segundos según la potencia. 
  • Con un pincel de silicona pintamos las manzanas con la mezcla de mermelada y agua.
  • Introducimos al horno precalentado a 180ºC con calor arriba y abajo durante aproximadamente una hora.
  • Esperaremos a que se enfríe a temperatura ambiente para desamoldar y colocar sobre la base o plato donde serviremos.
Para esta tarta utilicé un molde de 26 cm de diámetro. Y a disfrutar!



Esto es todo, espero os guste y ya sabéis si tenéis dudas escríbidme un comentario.

Dulces saludos,
SweeTessye


No hay comentarios:

Publicar un comentario