lunes, 19 de febrero de 2018

¿CAKE POPS O POP! CAKES?

Hola amigos!
Hoy os traigo una entrada de blog distinta. Hoy no va de una receta pero si de pasteles!
Quizá hayas oído hablar del mundo de las figuras POP! de la marca Funko.
Pues veréis el arte pop en forma de tartas!


Os cuento un poco de estas figuras. Las primeras cuatro figuras Pop! hicieron su debut en la San Diego Comic-Con 2010, estás nuevas figuras se llamaron en un primer momento Funko Force 2.0, aún no tenían el nombre por el que hoy las conocemos, pero todo estaba preparado para que fueran lanzadas como una nueva línea Funko.


Ya han pasado casi 8 años y ahora aún se mantienen en un momento de popularidad muy alta, siendo conocidos ya alrededor del mundo. Las hay de películas, de series de TV, de cómics, de videojuegos, de actores, hasta de la familia real inglesa!


A raíz de ser tan populares, pues como no podría faltar ver su incursión en el mundo de la repostería. Recientemente la casa Funko presentó en un evento unas preciosas tartas con forma de figuras Pop! El proyecto presentado fue por parte de los estudiantes de la Mike's Amazing Cakes de Redmond, en Washington. 
Aquí os dejo con algunas fotos que ilustran dicha presentación:




Aquí vemos una de las tartas con un buen bocado! ¿Habrá sido el CEO de Funko, Brian Mariotti? (en la foto superior junto a la creadora de la tarta)


Aquí sí que apreciamos mejor el bocado!

Os dejo un pequeño vídeo que ilustra esta presentación tan original. 



Como podéis apreciar hay tartas de figuras POP! variadas, desde Wonder Woman, Jon Snow (Juego de Tronos), Pato Donald (Videojuego The Kingdom Heart), la Princesa Aurora (del cuento Disney La Bella Durmiente), Ciri (Videojuego The Witcher) y Reinhardt (Videojuego Overwatch)

Bueno pues hasta aquí nuestra entrada de hoy, espero que os guste la propuesta tanto como me gustó a mí, de hecho quiero proponerme el reto de hacer una, y es que se ven tan chulas!

Créditos de la fotos y el vídeo: Funko
Información cedida por: Funkopopwave


jueves, 15 de febrero de 2018

Y HOY NOS VAMOS A...MOLDAVIA! REPOSTERAS POR EUROPA

Hola amigos!
Hoy os traigo una nueva entrada donde os presento un viaje. Sí, un viaje a un país de Europa de donde os traigo un postre que suelen elaborar allí. Os preguntareis, Y?
Es un reto organizado por Isabel de Gotas de Vainilla y Azúcar  denominado #reposterasporeuropa donde cada mes se va escogiendo un país de Europa, del que se hace una receta o postre típico. Este mes le ha tocado el turno a Moldavia, escogido por Ana de Cook the Cake.



La República de Moldavia es un país ubicado en el sureste de Europa. Sus vecinos son Rumanía al oeste y Ucrania al norte, este y sur. La superficie del país es de 33.843 km². La mayoría del territorio está entre sus dos ríos principales, el Dniéster y el Prut. Según los datos del último censo, realizado en 2007, el país tiene 4,4 millones de habitantes.
La capital del país es la ciudad de Chisinau. De acuerdo con datos del 2013, la capital moldava cuenta con 671.800 habitantes. La divisa de la República de Moldavia es el leu moldavo. La mayoría de los moldavos hablan moldavo, rumano y ruso. 
El clima de Moldavia es continental templado, influido por la proximidad del Mar Negro y la interferencia de aire cálido del Mediterráneo. La temperatura media anual varía entre 8,0-10,0° C  
Toda esta información interesante y más lo encontré en el blog de Natalia, Descubre Moldavia. 
Tras consultar varias fuentes, pues decidí hacer este plato que si bien yo lo he hecho como un plato dulce, he visto su preparación con diferentes rellenos que van desde la patata, el repollo, el queso hasta la calabaza.

La receta que os traigo se llama "Plăcinte cu brînză"


Ingredientes: 

Para la masa:
  • 300 gramos de harina de todo uso
  • 150 ml de agua 
  • 25 gramos de levadura fresca
  • 50 ml de aceite de girasol
  • 3 cucharaditas de azúcar
  • 1 pizca de sal
Para el relleno:
  • 500 gramos de requesón
  • 75 gramos de azúcar blanca
  • 1 cucharadita de canela
Para elaborar y decorar:
  • harina para extender la lámina de masa
  • 2-3 cucharadas de aceite 
  • 1-2 cucharadas de azúcar glas
Preparación:

Disolvemos la levadura fresca en el agua tibia, y en una amasadora colocamos los ingredientes para la masa y vertemos la mezcla, vamos amasando hasta que vemos que la masa queda suelta de las paredes. Sacamos y formamos una bola amasando con las manos, esta masa es mejor mientras mas elástica.  Colocamos en un bol, tapamos con un paño limpio y colocamos en un sitio lejos de corrientes de aire y donde este mas cálido, podemos colocarlo dentro del horno apagado. Untamos la superficie con aceite con la ayuda de un pincel, seremos generosas.
Mientras preparamos nuestro relleno. Colocamos el requesón, la canela y la azúcar y mezclamos con una espátula envolviendo todo suavemente.
Tras unos 30 minutos de reposo, vemos como la masa ha duplicado su volumen Dividimos en 2 porciones, esparcimos harina sobre una superficie plana y comenzamos a estirar la masa, podemos untarnos las manos en aceite para obtener mas elasticidad. Con ayuda de un rodillo estiramos la masa de forma rectangular, se trata que nos quede mas larga que ancha. 
A continuación colocaremos la mitad del relleno a lo largo de nuestra masa y con mucho cuidado vamos enrollando alrededor del mismo hasta formar una especie de tubo fino con el cual iremos formando un circulo en forma de ensaimada, la punta la colocamos debajo para que quede cubierta. Procedemos de igual forma con la mitad restante de la masa.


Calentemos el horno a 180ºC.  Colocamos nuestras piezas sobre una bandeja de horno cubierta con papel de horno. Con un pincel, pintamos con aceite nuestras piezas y llevamos al horno. Cuando apreciamos que han crecido y van tomando color, podemos abrir y untarlas un poco mas con aceite, así quedaran crujientes por fuera y suaves y esponjosas por dentro. Una vez observemos que ya están doraditas, sacamos del horno y dejamos enfriar, colocándoles sobre una rejilla.


Una vez se haya enfriado espolvoreamos con azúcar glas, cortamos y servimos.
Delicioso!

Espero os haya gustado

Dulces saludos

Sweetessye



lunes, 12 de febrero de 2018

EN SAN VALENTÍN ....ALL YOU NEED IS...

Hola dulzuras! Sí, ya todos por las redes lo anuncian, que si regalos, que si cenas, postres, noches románticas.. Pero que sería de un día tan especial sin un toque de dulzura para disfrutar en compañía de tu media naranja o de los seres que mas quieres. Hoy os traigo una tarta con forma de corazón, apropiada para la ocasión.
Vamos a ella.


Ingredientes:

Para un molde de aproximadamente 22 cm con forma de corazón. También se puede hornear en un molde redondo de 24 cm y luego cortar la forma.
Haremos el bizcocho siguiendo la receta que encontrareis aquí. Podéis añadirle otro sabor que no sea vainilla como en el original, podemos añadir sabores en pasta, como los de la marca Sosa Home Chef, se pueden adquirir en tiendas de repostería, y seguir las recomendaciones de las cantidades que indican en cada bote.
Para el relleno en este caso utilicé una buttercream de vainilla, para lo que necesitamos:
  • 250 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 450 gr de icing sugar (azúcar glas) preferiblemente tamizado
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 6 cucharaditas de leche (o de nata líquida)
Para la decoración
  • Fondant de colores o blanco teñido con colorantes alimentarios.
  • Glasa real (Royal Icing) teñida con colores alimentarios, para lo cual empleamos:
  • 1 clara de huevo (yo utilicé las claras de huevos pasteurizadas que venden en supermercados).
  • 250 gramos de azúcar glas aproximadamente.
  • unas gotas de zumo de limón
Batimos la clara de huevo con las gotas de limón y el azúcar glas. Mi consejo es que vayáis poniendo el azúcar  poco a poco para llegar a la consistencia deseada, ni muy espesa ni muy líquida, pues queremos que resbale por el pastel y haga el efecto de drip pero no se mezclen los colores.
Una vez lista la glasa, separamos en mi caso en 2, uno lo teñí de rosa y deje blanca la restante.

Preparación:

Una vez elaborado y enfriado nuestro bizcocho, pasamos a cortar y nivelar en 2 o 3 capas, según la altura que os de resultante.
Rellenamos entre nuestras capas con la buttercream y si queremos podemos añadir fresas que ahora están de temporada, lavamos bien y cortamos en mitades, colocándoles encima de cada capa de buttercream. Al final damos una capa de cobertura para cerrar nuestra miga y sellar la tarta por el exterior. Aquí lo dejo al gusto personal, yo no cubrí tanto los bordes, la dejé mas como una naked cake, sin hacer bordes perfectos. Coloqué en la nevera por 30 minutos aproximadamente para que quedara bien sellada y luego procedí con la glasa. Colocamos ambas glasas en mangas pasteleras (no hace falta que coloquemos boquilla, podemos hacer un corte pequeño en el extremo de la manga)
Este paso lo haremos con más cuidado, primero apliqué una capa de glasa blanca y deje que esta "secara" un poco para aplicar la segunda en rosa y no se mezclaran entre sí, y dejando que resbalasen por los laterales del pastel.
Aquí otra imagen donde se ve mejor.


Por último podemos dejar así u optar por colocar lo que mas guste y relacionado con el amor!. Yo en este caso, con un ayuda de un cortador de galletas con forma de corazón, hice unos corazones en fondant rojo, también coloqué un corazón de azúcar, pero sois libres de imaginar cualquier otra decoración, hasta colocar fresas, flores, macarons, merengues secos, y mucho más!

Hasta aquí mi entrada de hoy, espero paséis un San Valentín muy feliz y os animéis a preparar esta tarta, no es complicada.

Dulces saludos,

SweeTessye

domingo, 4 de febrero de 2018

¿UN CESTO DE FLORES O UNA RICA TARTA?

Hola amigos, hace una semana me pidieron hacer una tarta para un cumpleaños especial. Era sorpresa para la homenajeada y querían algo que la sorprendiese.
Me puse manos a la obra pensando en un proyecto que fuera un éxito para la celebración. Pensé en este diseño pues estaba acorde con la festividad en cuestión. Una tarta con forma de cesto de flores, ya sé que aun no es primavera, pero tenia la certeza que la idea le agradaría a la cumpleañera, meta que vi cumplida con mucho gusto.
Vamos a ella.



Ingredientes: 

Esta tarta en cuestión es una layer cake (tarta de capas) compuesta por 1 bizcocho de vainilla (podéis consultar la receta aquí) y un bizcocho de chocolate (podéis consultar la receta aquí), ambos de 20 cm de diámetro.

Para el relleno he utilizado una exquisita ganache de chocolate con leche (receta del blog tartafantasía) y una capa de confitura de fresas.
Para la ganache necesitaremos:
  • 100 gr de nata para montar con un mínimo de 35% de materia grasa.
  • 250 gr de chocolate con leche.

Troceamos el chocolate en trozos pequeños y reservamos en un bol. Calentamos la nata hasta que hierva y vertemos sobre el chocolate. Esperamos durante unos minutos sin tocar la mezcla para que el chocolate se vaya fundiendo solo.
Luego removeremos con una espátula para que el chocolate termine de fundirse por completo.
La crema de ganache está casi lista, cubrimos el bol con film de cocina a sangre para que no forme costra. Dejamos reposar unas horas hasta que tome una consistencia similar a la Nocilla. Si estamos en verano la colocaremos en la nevera por una hora aproximadamente hasta que endurezca lo suficiente pero sin que espese demasiado.
Podemos utilizarla así para decorar cupcakes o cubrir tartas. Yo la batí con una batidora de repostería (con el accesorio de varillas) a máxima velocidad para obtener una crema mas ligera, la cual utilicé como relleno entre 2 capas de esta tarta.

Para el montaje de la tarta:

Cortamos ambos bizcochos en 2 capas y nivelamos. Comenzamos con una capa de bizcocho de vainilla y cubrimos con la ganache. Colocamos una capa de bizcocho de chocolate y cubrimos con suficiente confitura de fresa, continuamos con otra de bizcocho de vainilla y nuevamente relleno de ganache, y como última capa la restante de chocolate. 
Para la cobertura y decoración he usado una buttercream americana con sabor a vainilla y chocolate, para la que utilicé:
  • 450 gramos de mantequilla sin sal a temperatura ambiente. 
  • 900 gramos de azúcar glacé tamizada.
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla.
  • 125 ml de leche o nata líquida a temperatura ambiente.
  • 125 gramos de chocolate puro desgrasado Valor para la parte de la buttercream de chocolate
Una vez batida la buttercream con la consistencia que deseamos, separamos en 2 partes, una que dejaremos en el vaso para añadirle el chocolate y la otra separamos en tantas partes como colores de flores, en este caso separé en 4.
Teñimos con los colores de nuestro gusto y si tenemos el acoplador de Wilton para 3 colores o puedes colocar con la ayuda de papel film alimentario, los colores, envolverlos con cuidado y colocarlos haciendo un agujerito en un extremo dentro de una manga con la boquilla deseada.
La cantidad que mezclamos con chocolate la colocamos en una manga y en este caso con la boquilla nº47 de Wilton. Reservamos.
Colocamos una primera capa o crumb coat a nuestra layer cake por el exterior para sostener la miga, no tiene que ser una capa gruesa ya que luego haremos la trama del cesto. Introducimos en la nevera unos 30 minutos para que esta capa selle la miga.
Sacamos de la nevera y comenzaremos con nuestra buttercream de chocolate a cubrir los laterales haciendo un trenzado de cesto. Puedes ver en la imagen inferior como ir tejiendo dicho patrón.
Una vez completado toda la decoración del cesto, procedemos a hacer las flores con las boquillas de nuestro agrado, también puedes usar boquillas rusas para obtener flores de forma mas rápida. También teñí una pequeña parte de buttercream de color verde para darle el tono de hojas. Puedes ayudarte de la boquilla nº67 de Wilton. 


Y sí, es una tarta! pero es un cesto de flores que fue la delicia de los invitados!

Espero os haya gustado mi entrada, si tienes alguna duda déjame tu comentario.

Dulces saludos,
SweeTessye

lunes, 29 de enero de 2018

¡LO DIVINO SI QUE EXISTE!...CON FORMA DE CARQUINYOLIS!

Sí amigos lo divino existe y es cierto que en muchas formas, pero una de ellas son los carquinyolis(carquiñolis), postre típico de Cataluña, del que hoy os traigo la receta y su elaboración.
Los carquinyolis son unas pastas secas y dulces tradicionales que se hacen en muchas localidades catalanas. Las primeras recetas de carquiñolis datan de hace un siglo y medio. Se elaboran básicamente con huevos, leche, azúcar, harina y almendras, aunque cada pastelero le aporta su toque personal. La masa que se obtiene se le da una forma alargada, se hornea unos 20 minutos, luego sin llegar a que enfríe del todo, se corta en trozos pequeños y se colocan nuevamente hasta que estén doraditos. Son de textura dura y crujiente y con un gusto muy marcado por la almendra. Se comen solos o acompañados de leche, café, chocolate, vino dulce o ratafía y son ideales tanto para desayunos como meriendas.


Vamos con la receta..

Ingredientes: 
  • 800 grs. de harina de fuerza
  • 500 grs. de azúcar blanco
  • 360 grs de almendras con piel
  • 120 grs. almendras molidas
  • 15 grs. levadura tipo Royal
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 125 ml. de aceite de oliva
  • 6 huevos
  • Ralladura de un limón 

Preparación:

Comenzamos tamizando la harina, añadimos todos los ingredientes menos las almendras y los huevos. Los mezclamos en una amasadora aunque podemos amasar a mano dentro de un bol o bien haciendo un “volcán” con la harina y colocando los ingredientes restantes dentro.


Una vez se mezclan bien los ingredientes, añadiremos el aceite. A continuación los huevos uno a uno hasta que quede una masa húmeda pero compacta.
Por último añadiremos las almendras para integrarlas con la masa.
Dividimos la masa en partes iguales y hacemos unas tiras largas que colocaremos en una bandeja de horno untada previamente con aceite o bien con un papel de hornear. 
Dejamos reposar durante 30 minutos en la nevera. Batimos un huevo y pintamos las barritas que previamente hemos aplanado un poco con las manos. Quedará algo así como en la foto.


Horneamos a 180º (horno previamente precalentado) entre 20-25 minutos. Sacamos del horno, y dejamos entibiar las barritas (que no se enfríen del todo) y las cortamos en piezas de 1 cm cada una.


La volvemos a introducir al horno hasta que queden doraditos. Les damos la vuelta, colocamos nuevamente un par de minutos al horno, y estarán listos!
Los carquinyolis los podemos conservar mejor dentro de una lata metálica bien cerrada y aguantarán buenos muchos días, aunque con lo ricos que quedan eso no lo garantizo 😆

Espero te guste la receta, si tienes dudas escríbeme un comentario.

Dulces saludos,

SweeTessye

Receta adaptada de El forner de Alella 


domingo, 21 de enero de 2018

CUANDO LLUEVA...BUSCA EL ARCOÍRIS!

¿No os resultaría superdivertido una celebración de cumpleaños donde la tarta fuera una explosión de colores? Si, la entrada que os traigo hoy es una tarta divertida que es perfecta para un cumple o una fiesta en el cole con niños. Y es que lo tiene todo, colores alegres y el interior 2 capas de bizcocho esponjoso repleto de fideos de colores! ¿Os había comentado que me chiflan los layers cakes?


Ingredientes:

Para 2 moldes desmontables de 22 cm de diámetro

Para el bizcocho:
  • 350 g de harina de repostería
  • 300 ml de buttermilk(os dejo la forma de prepararlo aquí)
  • 6  claras de huevo tamaño L
  • 170 g de mantequilla sin sal
  • 400 g de azúcar blanco
  • 4 cucharaditas de levadura tipo Royal
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • ½ cucharadita de sal
  • 110 g aprox de fideos de colores (yo usé de Funcakes, van muy bien ya que tras el horneado no se decoloran)
  • ralladura de un limón (tened cuidado, sólo la parte amarilla!)
Para el relleno y cobertura. Buttercream de vainilla
  • 250 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 450 gr de icing sugar (azúcar glacé) preferiblemente tamizado
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 6 cucharaditas de leche (o de nata líquida)
Para la decoración
  • Fondant de colores o blanco teñido con colorantes alimentarios.
Preparación:

Comenzamos precalentando el horno a 175ºC.
Engrasamos los 2 moldes colocando papel de horno en cada base.
Tamizaremos la harina, junto con la levadura y la sal, mezclando bien con ayuda de unas varillas manuales hasta que todo quede combinado y reservamos.
Batimos en otro recipiente las claras de huevo junto con el buttermilk hasta conseguir una mezcla homogénea. Reservamos aparte.
En el bol de nuestra amasadora con el accesorio de pala, colocaremos el azúcar y la ralladura de limón y a continuación añadimos la mantequilla.
Mezclaremos a velocidad media durante 3-4 minutos para conseguir una mezcla esponjosa. Con ayuda de una espátula de silicona iremos despegando los restos de masa de los laterales y fondo del bol, y también de la pala.
Agregamos a continuación el extracto de vainilla y mezclamos hasta integrar todo por completo.
Seguidamente comenzaremos a incorporar los ingredientes reservados alternándolos los ingredientes secos (harina, levadura y sal) con los ingredientes húmedos (el buttermilk mezclado con las claras de huevo), mezclando después cada adición sólo lo justo para integrar los ingredientes. Recordad no sobrebatir la mezcla.


Como punto final agregamos los fideos de colores a mano con una espátula mezclándolos hasta que queden repartidos por toda la masa.
Dividimos la masa en 2 partes iguales y la repartimos entre los 2 moldes que teníamos engrasados. Damos unos golpecitos suaves una vez la mezcla está en los moldes, para que libere cualquier burbuja de aire que haya podido quedar dentro de la masa.
Metemos al horno por unos 30-35 minutos. Comprobamos antes de sacar los bizcochos, que estén bien horneados insertando una brocheta o un cake tester hasta que salga limpio.
Sacaremos del horno y dejamos enfriar en sus moldes sobre una rejilla durante unos 10 minutos.
Desmoldamos los bizcochos y los dejamos enfriar por completo bocabajo sobre la rejilla.
Mientras se hornean podemos preparar nuestro buttercream. Para ello batimos la mantequilla a velocidad media durante unos 4 minutos hasta que quede ligera y esponjosa. A continuación, agregamos el azúcar glacé previamente tamizado, y seguimos batiendo durante otros 2 minutos. Una vez alcanzada la consistencia podemos añadir la leche o nata (comprobamos que no debe de quedar ni demasiado líquida ni demasiado densa). Finalmente, añadimos la vainilla y mezclamos hasta quedar todo combinado.
Para decorar, con ayuda de un cuchillo de sierra largo o una lira recortaremos la superficie superior de los bizcochos lo justo para nivelarlos.
Seguidamente colocaremos bocabajo el primer bizcocho en la base de nuestra tarta sobre una cucharada de buttercream, así nos aseguramos de que la tarta no se nos mueva.
Aplicamos una buena cantidad de buttercream sobre la superficie y extendemos con una espátula hasta cubrirla. Si sobresale un poco por los bordes no importa ya que lo repartiremos por los laterales más adelante. Colocamos el segundo bizcocho sobre el anterior y lo centramos bien, aplicando una nueva capa de buttercream sobre su superficie y laterales con una fina capa para sellar la miga de nuestros bizcochos (conocida como "crumb coat"). No necesitamos alisarla de forma perfecta ni que recubra toda la tarta. Colocaremos en la nevera durante unos 30 minutos para que esta capa selle nuestra tarta.
Retiramos de la nevera y pasaremos a recubrir esta vez con una cantidad generosa de buttercream y con ayuda de una espátula o scraper alisaremos nuestros bordes para que queden lo mas lisos posible.
Terminamos decorando a nuestro gusto, en mi caso preparé con antelación unos corazones multicolores para recrear el arcoíris y la diversión será multicolor!


Espero te guste mi receta, si tienes dudas escríbeme un comentario.

Dulces saludos,

SweeTessye

Receta adaptada de Funfetti Cake de Baked Bree

domingo, 14 de enero de 2018

DELICIAS DE TEMPORADA

Leí esto en una página hace unos días y atrajo mi atención porque me vi tan reflejada! Trataba de una lista en la que se reflejaban algunos aspectos con los que te sentirías identificado solo si eres repostero! Citaba: Le alegras el día a alguien con una bonita tarta y te das cuenta de que toda la locura vale la pena!
Y es la pura verdad, te enfrascas en algún proyecto de cumple planeando que tarta harás, que si los ingredientes, que si las decoraciones...y al final es todo una locura, eso de la sencillez no va contigo...Pero cuando ves la cara del festejado cuando llevas su pastel a la mesa, pues sabes que toda esa locura entre harina, rellenos, cacharros para fregar y un largo número de etc.., ha valido realmente la pena!
Aquí os dejaré hoy una receta que va muy bien pues las manzanas son ricas, sanas y en realidad son un ingrediente muy apropiado para cualquier postre. A mi me gusta mucho elaborar compotas, tartas, al horno, en ensaladas...
Esta receta va en concreto de una tarta de manzanas sobre una base de masa quebrada que no es muy compleja de elaborar y te garantizo que gustar, sí y mucho. Comenzamos!


Ingredientes:

  • 110 g  de harina de trigo
  • 250 ml de leche entera
  • 225 g  de azúcar granulado
  • 6 manzanas 
  • 3 huevos
  • 3 cucharadas de mermelada de albaricoque o melocotón a gusto
  • 2 cucharadas de agua 
  • masa quebrada o brisa (puedes comprarla ya lista o prepararla por la receta que dejo abajo)
Para la masa quebrada:
  • 150 gr de harina, mejor si es especial para repostería.
  • 60 gr de mantequilla fría.
  • 1 huevo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 30 gr de azúcar glacé
Preparación de la masa quebrada o brisa:

En un bol tamizamos la harina. Sacamos la mantequilla de la nevera, cortamos en trocitos y añadimos al bol con la harina. Mezclamos con los dedos hasta que se formen grumos de harina mezclada con mantequilla. Intentemos no presionar en exceso para que la masa no desarrolle el gluten y no quede elástica ya que queremos una masa con textura crujiente. Cuando se formen migas, añadimos el resto de ingredientes: el huevo, la sal y el azúcar glas. Seguimos mezclando manualmente, de forma que todos los ingredientes queden integrados y formen una masa con forma de bola más o menos consistente, la envolvemos en papel film y ponemos a reposar en la nevera alrededor de 1 hora. A continuación enharinamos la superficie sobre la que estiraremos nuestra masa, la colocamos encima y presionamos con las manos para estirarla, luego terminamos con un rodillo con la forma deseada según el molde que vayamos a utilizar. Untamos el molde con mantequilla o podemos forrarlo con papel de hornear.
Ajustamos con cuidado la masa estirada encima de molde para que cubra todas las esquinas y quede bien asentada. Los excedentes de masa podemos quitarlos o plegarlos para hacer que las paredes sean un poquillo más gruesas. Pinchamos la masa con un tenedor para hacer unos agujeritos y es conveniente también que coloquemos sobre la superficie de la masa un papel de horno y sobre este legumbres secas para evitar que se hinche durante el horneado. Como posteriormente vamos a preparar una tarta con las manzanas, hornearemos esta masa de 10 a 12 minutos con el horno a 180ºC (precalentado previamente).

Preparación de la tarta:
  • Pelaremos las manzanas, quitándoles el corazón. Cortamos 3 en trozos grandes.
  • Precalentamos el horno a 180ºC
  • Comenzamos a elaborar el relleno poniendo los tres huevos en un bol junto con las manzanas troceadas. 
  • Añadiremos la leche y el azúcar y trituramos con una batidora de mano o de vaso batidor.
  • Una vez todo mezclado añadimos la harina tamizada y volvemos a batir. Añadimos la mezcla al molde donde ya tenemos colocada la masa quebrada.
  • Cortaremos las 3 manzanas restantes en láminas no muy finas y vamos colocando sobre la masa en forma circular de forma escalonada, como se aprecia en la foto anterior. 
  • Cubierta toda la superficie, mezclaremos la mermelada con agua y calentamos al microondas durante 10 - 20 segundos según la potencia. 
  • Con un pincel de silicona pintamos las manzanas con la mezcla de mermelada y agua.
  • Introducimos al horno precalentado a 180ºC con calor arriba y abajo durante aproximadamente una hora.
  • Esperaremos a que se enfríe a temperatura ambiente para desamoldar y colocar sobre la base o plato donde serviremos.
Para esta tarta utilicé un molde de 26 cm de diámetro. Y a disfrutar!



Esto es todo, espero os guste y ya sabéis si tenéis dudas escríbidme un comentario.

Dulces saludos,
SweeTessye