lunes, 15 de octubre de 2018

PANELLETS PARA TODOS LOS SANTOS

Si amig@s ya pronto se acercan tanto la festividad de Halloween como la celebración el 1 de noviembre del Día de Todos los Santos.
Para celebrar la ocasión os traigo la receta de un dulce tradicional en Cataluña, preparado para consumir en estas festividades, les hablo de los panellets.
Es un alimento rico en calorías, igual que las castañas y los boniatos, y otros postres tradicionalmente consumidos durante el Día de Todos los Santos y el Día de Difuntos. Se  elaboran sobre una base de mazapán, que consta de almendra y azúcar, pero se le suele añadir boniato o patata cocida para aumentarlos. También se puede apreciar en variantes con coco, café, chocolate, con almendra o fruta confitada. Los mas típicos son los envueltos en piñones, hoy les traigo 3 variantes para que podáis elaborarlos en casa, son un bocado exquisito, eso si muy calórico por lo que debemos consumir con moderación.


Ingredientes:
Para unas 50 piezas aproximadamente

  • 250 gramos de almendra cruda molida
  • 250 gramos de azúcar
  • 125 gramos de boniato cocido
  • ralladura de limón
  • 1 huevo
  • 70 gramos de coco rallado
  • 60 gramos de piñones
  • cerezas confitadas
  • almendras crudas enteras
  • avellanas


Preparación:

Mezclamos la ralladura del limón con el azúcar. A continuación la mezclamos con la almendra molida y reservamos.
Cocemos el boniato con su piel y una vez cocido enfriamos, pelamos y hacemos  un puré con el tenedor.
Separamos la yema de la clara la cual reservamos para después. 
Batimos la yema y añadimos el puré de boniato.  
Seguidamente con ayuda de un robot de cocina mezclaremos todo al menos durante un minuto. Debemos obtener una masa homogénea, si la vemos muy pringosa podemos añadir un poco mas de almendra molida y si por el contrario la vemos demasiado seca  podemos agregar un poco de yema de huevo.
Si queremos hacer panellets de coco, dividimos la masa en dos porciones y añadimos 50 gramos del coco rallado a una de las mitades.
Pasamos a moldear pequeñas bolitas de 3 cm como máximo y las iremos colocando en una bandeja sobre papel de horno.
Para hacer los panellets de coco usamos la masa que unimos al coco y las bañamos del coco restante.
Para los panellets de piñones y de almendra hacemos, una vez que tenemos todas las porciones formadas pasamos por clara de huevo las que queramos cubrir con piñones. Colocamos los piñones que previamente habremos puesto en maceración con huevo para que se peguen bien a nuestra masa de mazapán en un bol y vamos pasando nuestras bolitas apretando bien para que los piñones queden bien adheridos. Una vez colocados sobre la bandeja pincelamos con huevo.
Para los panellets de almendra colocamos una almendra cruda encima de cada bolita, apretando un poco para que se pegue y luego pincelamos con huevo sobrante. También podemos hacer los panellets de almendra rebosando las bolitas en almendra crocante, siguiendo el procedimiento de los de piñones.
Para los de fruta confitada hacemos lo mismo que para los panellets con la almendra encima, o podemos también usar avellanas.
Horneamos los panellets en el horno a a 240º y si nuestro horno tiene ventilador con este conectado dejaremos de 8 a 10 minutos hasta que veamos dorados. 
Una vez fríos podemos consumir estos deliciosos bocados y si queremos guardarlos asegurar que sea en un recipiente hermético.

¡Y hasta aquí nuestra entrada de hoy! ¡Animaros a prepararlos en casa!

Dulces saludos

Sweetessye


lunes, 10 de septiembre de 2018

BUNDT CAKE DE BUTTERMILK Y VAINILLA

Hola de nuevo amigos!
Cada semana me gusta hacer para los domingos alguna preparación repostera, porque así la disfrutamos mi esposo y yo haciendo eco de una buena merienda viendo nuestras series y pelis preferidas.
Esta semana no quería hacer nada complicado y me decanté por un sencillo bundt cake con mi molde en forma de rosa, muy jugoso porque lleva buttermilk en su elaboración y además en el glaseado que lleva por encima.


Algunos si que sabréis de sobra que es el buttermilk, en este caso yo lo preparé casero ya que no es un producto sencillo de encontrar en supermercados. Pero podemos sustituirlo, aquí os lo explico. También me he decantado en medir todos los ingredientes en tazas, ya que la receta es de un blog americano, pero me había comprado un juego de tazas y quería estrenarlo. También podéis convertir las tazas a gramos.
Vamos a por nuestra receta.

Ingredientes:

  • 1 taza de azúcar (yo usé la de Azucarera)
  • 1/2 taza de mantequilla sin sal, fundida
  • 2 huevos grandes a temperatura ambiente
  • 3/4 taza de buttermilk*
  • 1 vaina de vainilla o 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 2 tazas de harina (mejor si es especial para repostería)
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1/2 cucharadita de sal
Para el glaseado:
  • 2 tazas de azúcar glass tamizado
  • 3-4 cucharadas de buttermilk*
  • 1 1/2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 1/2 taza de sprinkles, opcional
*Preparamos el buttermilk casero, para ello añadimos a 250 mililitros de leche entera (si está tibia mejor) el zumo de medio limón que habremos colado previamente. Revolvemos y dejaremos reposar alrededor de unos 10 minutos a temperatura ambiente. Su apariencia será como de leche cortada, no preocupéis que esta es la textura que necesitamos. La revolvemos un poco con una cuchara y utilizamos así directamente sin colar.

Preparación del bundt cake:
Precalentamos el horno a 175 °C.
Engrasamos nuestro molde de bundt.
Batimos el azúcar y la mantequilla hasta que estén combinados y esté cremosa la mantequilla alrededor de 2 minutos.
Añadimos los huevos, uno a la vez, batiendo bien después de cada adición. Reducimos la velocidad a baja y añadimos la vainilla.
Seguidamente comenzamos añadiendo 1/3 de nuestra mezcla de harina, polvo de hornear y sal tamizadas, y vamos alternando con el buttermilk. Continuamos alternando los ingredientes batiendo a velocidad mínima, siempre terminando con la mezcla seca.
Vertemos nuestra mezcla en el molde preparado. Horneamos durante 35-45 minutos o hasta que al introducir un palillo en el centro salga limpio.
Dejamos reposar en el molde encima de una rejilla por 10 minutos y a continuación, sacamos nuestro bundt del molde dejándolo sobre la rejilla para que se enfríe por completo.
Mientras tanto prepararemos nuestro glaseado
En un tazón mediano, combinamos el azúcar glass con el buttermilk y el extracto de vainilla batiendo suavemente. Si el glaseado es demasiado espeso, añadimos más buttermilk, una cucharada a la vez; si el glaseado es demasiado líquido, añadimos más azúcar glass, 2 cucharadas a la vez.
Vamos vertiendo el glaseado sobre el bundt y añadimos sprinkles o cualquier otra decoración de nuestro gusto.

Sobre como usar de forma correcta nuestros ingredientes en taza y cucharadas os remito al blog de Bea donde está muy bien explicado.

¡Y hasta aquí nuestra entrada de hoy! ¡Animaros a prepararlo en casa!

Dulces saludos

Sweetessye


lunes, 3 de septiembre de 2018

CHEESECAKE CON INGREDIENTE SORPRESA

Hola amigos!
Aquí estamos comenzando un nuevo mes, para muchos después de unas merecidas vacaciones.
Esta receta que os traigo hoy fue un pequeño salto de fe para mí porque hasta ahora no me había atrevido a hacer nada con un ingrediente que no acostumbro a consumir ni comprar, pero me llamó la atención por una receta que quería hacer.
El ingrediente en cuestión es la crema de mantequilla de cacahuete.
Y sí, ya se que a lo mejor para muchos de vosotros es muy usual, pero es la primera vez que la uso como ingrediente de uno de mis postres, y fue una sorpresa.


La receta en cuestión es una adaptación de una receta del blog marialunarillos.com

Aquí van los ingredientes:

Para la base de un molde entre 18-20 cm:
  • 200 gramos de galletas tipo María trituradas
  • 60 gramos de mantequilla fundida
Para la tarta de queso:
  • 250 gramos de queso crema tipo Philadelphia
  • 155 gramos de azúcar glas
  • 375 gramos de mantequilla de cacahuete
  • 275 mililitros de nata
  • 1 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
Preparación:
Comenzamos forrando un molde desmontable de 18 o 20 cm (en mi caso) con papel de horno, tanto el fondo como las paredes.
Mezclamos las galletas trituradas con la mantequilla fundida y cubrimos todo el fondo del molde ayudándonos con una cuchara sopera nivelamos para que toda la capa quede a una misma altura, reservamos en la nevera mientras preparamos el relleno.
Mezclamos todos los ingredientes hasta que queden todos bien integrados.
Verteremos esta mezcla sobre la capa previa de galletas, nivelamos con ayuda de una espátula.
Reservaremos nuestro cheesecake tapado con film durante al menos 8 horas en la nevera.
Para la decoración sois libres de usar frutos secos, siropes, chocolate derretido, lo que hice en mi caso, mas unas almendras fileteadas Vahiné que le sentaron de perlas.
Y nada a disfrutar se ha dicho, eso si mejor servir bien fresquito de la nevera.



¡Pues hasta aquí nuestra entrada de hoy! ¡Espero os animéis a prepararla!

Dulces saludos

Sweetessye